agrotica.es

Información sobre cultivos y agricultura

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

La gomosis en arboles frutales. Cómo detectarla, causas, prevención, tratamientos

La gomosis es una enfermedad fúngica que afecta a los frutales, especialmente a los cítricos. Se caracteriza por la aparición de tumores o protuberancias en la corteza del tronco y ramas, que pueden llegar a ser muy grandes. Estas protuberancias suelen tener un aspecto húmedo y pueden ser de color marrón o negruzco. La gomosis puede causar daños severos en el árbol y, en casos avanzados, puede llevar a su muerte. Es importante luchar contra esta enfermedad mediante la eliminación de las partes afectadas del árbol y el tratamiento con fungicidas.

La detección temprana de la gomosis es importante para poder controlar y prevenir su propagación. Algunas señales que pueden indicar la presencia de la enfermedad en un frutal incluyen:

  • Aparecimiento de tumores o protuberancias en la corteza del tronco y ramas. Estas suelen tener un aspecto húmedo y pueden ser de color marrón o negruzco.
  • Presencia de exudaciones acuosas o de madera podrida en las protuberancias.
  • Ramas y hojas de color amarillento o marchito, lo que indica que el árbol está siendo debilitado por la enfermedad.
  • Pérdida de hojas y flores.
  • La presencia de una capa de moho en la parte superior de las protuberancias y el tronco.

Es importante también hacer una inspección de las raíces y las partes bajas del tronco, ya que la enfermedad puede manifestarse allí también. En caso de dudas, se recomienda consultar a un profesional o especialista en fitopatología para una diagnosis precisa.

La prevención de la gomosis en frutales se basa principalmente en la adopción de buenas prácticas culturales y en el uso de técnicas de control que eviten la entrada y propagación del hongo causante de la enfermedad. Algunas medidas de prevención incluyen:

  • Mantener una buena poda sanitaria y eliminar regularmente las ramas muertas y enfermas.
  • Evitar lesiones en el tronco y ramas del árbol, ya que estas pueden favorecer la entrada del hongo.
  • Controlar las plagas y enfermedades que puedan debilitar el árbol, ya que un árbol sano es menos propenso a contraer gomosis.
  • Evitar la humedad excesiva alrededor del árbol, ya que el hongo se desarrolla mejor en condiciones húmedas.
  • Utilizar fungicidas preventivos en caso de haber un riesgo elevado de gomosis en la zona.
  • Evitar la propagación de la enfermedad mediante el aislamiento de los árboles infectados y la eliminación de las partes afectadas.

El tratamiento de la gomosis en frutales se basa en la eliminación de las partes del árbol afectadas por la enfermedad y en el uso de fungicidas. Algunas medidas que se pueden tomar para tratar la gomosis incluyen:

  • Eliminar cuidadosamente las protuberancias y las ramas afectadas, llevando el corte lo más profundo posible en la zona sana. Es importante desinfectar las herramientas antes y después de hacer el corte.
  • Aplicar fungicidas a las zonas donde se hayan realizado cortes y a las áreas circundantes, con el objetivo de evitar la propagación del hongo. Es importante seguir las instrucciones del fabricante en cuanto al uso y la dosificación del fungicida.
  • Aplicar fertilizantes y riego adecuado para mantener al árbol en buen estado de salud y ayudarlo a recuperarse de la enfermedad.
  • Controlar las plagas y enfermedades que puedan debilitar el árbol, ya que un árbol sano es menos propenso a contraer gomosis.
  • Continuar con inspecciones regulares del árbol para detectar cualquier nuevo brote de gomosis y tratarlo de manera temprana.

Es importante tener en cuenta que el tratamiento de la gomosis puede ser difícil y que a veces no se logra recuperar completamente el árbol. Por eso es importante prevenir la enfermedad a través de buenas prácticas culturales y controlarla temprano.

Existen varios tipos de árboles que pueden ser afectados por la gomosis, pero algunos de los más comunes son:

  • Cítricos: los cítricos, como los limones, naranjas y pomelos, son especialmente propensos a la gomosis.
  • Olmos: el olmo es otro árbol que puede ser afectado por esta enfermedad.
  • Melocotoneros: los melocotoneros también pueden ser afectados por la gomosis.
  • Durazneros: los durazneros pueden ser afectados por la gomosis, especialmente en condiciones de humedad y calor.
  • Manzanos: los manzanos también pueden ser afectados por la gomosis.
  • Albaricoqueros: los albaricoqueros también pueden ser afectados por la gomosis, especialmente en condiciones de humedad y calor.

Es importante tener en cuenta que existen diferentes variedades de cada especie de árbol y algunas pueden ser más resistentes que otras. Es recomendable consultar con un especialista o profesional para obtener información específica sobre el árbol y su resistencia a la gomosis.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Necesitas más información? Deja un comentario:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contact Us